Tarifas públicas, el primer paso en falso de Lacalle

0
5179

En el día de ayer, el ministro de Industria, Energía y Minería, Guillermo Moncecchi, confirmó que no iba a haber ningún aumento de las tarifas públicas hasta el fin de este período y la noticia que fue tomada de buena forma por la población general, parece haber molestado a Lacalle Pou.

El anuncio realizado por Moncecchi no hace más que dar cumpliendo al compromiso que el gobierno explicitó a mitad de año. Sin embargo, el presidente electo contaba con que la promesa no se cumpliera y las tarifas aumentaran, para de esta forma continuar inventando un discurso de mala administración frenteamplista que ya ha sido desmentido en la práctica.

Lacalle calculó que el mantenimiento del costo de las tarifas generará la pérdida de ingresos en las arcas públicas en 400 millones de dólares, un verdadero exceso de cálculo, y no ocultó su disconformidad diciendo: “Nuestro compromiso era ahorrar 900 millones de dólares y después proceder a una baja de tarifas. El gobierno nos pone la carreta delante de los bueyes”.

Parecería que la intención del nacionalista es culpar a la gestión del gobierno saliente por la incapacidad para concretar el ahorro que su equipo y él mismo ha prometido en campaña a la población. Además, de inflar desmedidamente los números a su conveniencia.

 “Nosotros tenemos un compromiso, y si proponíamos ahorrar 900 millones de dólares, agregarle 400 más. El esfuerzo tendrá que ser mucho mayor”, dijo Lacalle Pou, excusándose de ante mano por lo que ya sabe que va a ocurrir.

Lamentablemente, el presidente electo no sabe reconocer el cumplimiento de una promesa hecha a la ciudadanía y de esta forma, lo que es una buena noticia para las y los uruguayos termina convirtiéndose en el primer paso en falso de un equipo mal preparado para gobernar.