A los médicos les preocupa que los avances en salud “se vean postergados”

0
505

“Vemos con profunda preocupación que todos estos avances se vean postergados y, por lo tanto, que la gente se perjudique en su atención sanitaria”, advierten los médicos en el comunicado emitido en apoyo a Daniel Martínez.

Esta actitud responde a que las propuestas dedicadas a la salud, en el acuerdo de la oposición, son una serie de expresiones de buenos deseos, pero parten de una base completamente equivocada.

La introducción plantea que Uruguay gasta demasiado en este aspecto y que con ese volumen de gasto, todos los uruguayos deberíamos estar accediendo a una salud de primer nivel. A la vez que refiere a una brecha entre los objetivos del sistema y los resultados que obtiene la población.

Sin embargo, los uruguayos sabemos que la ampliación del FONASA a los hijos de los trabajadores, a sus parejas, a los jubilados y pensionistas ha logrado que miles puedan acceder a servicios de calidad, y que eso no implica un gasto sino una importante inversión.

Además, el progreso de los hospitales públicos ha sido inmenso: la inversión en el Hospital de la Mujer y el Hospital pediátrico Pereira Rossell, la ampliación del Fondo Nacional de Recursos para que población vulnerable logre acceder a medicamentos e intervenciones de alto costo, el equipamiento médico de última tecnología, la mejora de los servicios en el interior del país creando hospitales que hoy son referencia nacional, la multiplicación de servicios pensados específicamente para niños, adolescentes, y adultos mayores, así como la incorporación de personal en la salud, entre otros.

Esta semana más de 1500 médicos se expresaron al respecto, destacando que los logros obtenidos en los últimos años, “han permitido la mejora en la accesibilidad, equidad, sostenibilidad, universalidad y la planificación sanitaria en la salud de todas y todos”.

“Pasamos de tener cobertura por seguro (DISSE) de 700.000 usuarios a más de 2.500.000 usuarios (FONASA)”, subrayan.

Asimismo, resaltan que en el futuro inmediato, la apuesta es a “un nuevo modelo de salud mental con perspectivas de derecho, un plan de rehabilitación, salud bucal y extender el FONASA de 18 a 23 años, disminuir tiempos de espera en policlínica y cirugías, disminuir tickets y ordenes, mejorar las condiciones de trabajo en todos los sectores de trabajadores de la salud, y continuar fortaleciendo el primer nivel de atención con énfasis en la regionalización y descentralización tanto asistencial como formativa”, aspectos incluidos en las propuestas del candidato frenteamplista.

En este sentido, cuestionan que la mayoría de tales proyectos fueron “votados negativamente por el candidato blanco, Luis Lacalle Pou”, y agregan “vemos con profunda preocupación que todos estos avances se vean postergados y, por lo tanto, que la gente se perjudique en su atención sanitaria”.

Los médicos, al igual que la población en general, se encuentran en estado de alerta ante el peligro de perder los avances obtenidos. Es que la coalición no presenta un plan confiable ni siquiera logra mostrarse como un equipo sólido capaz de concretar un programa.

Por todo esto, la salud está con Martínez.