La verdadera encuesta es esta: miles marcharon contra el miedo y la reforma

0
1377
Marcha Vivir sin miedo

Miles de uruguayas y uruguayos marcharon hoy por la principal avenida de la capital para expresar su sentir respecto al proyecto de reforma constitucional denominado “Vivir sin miedo”.

Desde las 18 horas la explanada de la Universidad de la República se vio colmada de personas portando los pañuelos con la consigna “No a la reforma. El miedo no es la forma”.

Los militantes contra Vivir sin miedo tienen fundada confianza de que ganarán en las urnas el próximo domingo y esta idea es apoyada por los miles que acompañaron hoy la movilización cantando a coro las distintas versiones de los shingles creados para la contracampaña.

“La reforma criminaliza la pobreza”, “las políticas sobre seguridad recaen casi todas en el Ministerio del Interior, pero casi nada en vivienda o educación”, “La reforma trabaja sobre la venganza, y no apunta a la reinserción o la ayuda a la víctima”, “¿alguien piensa que por allanar en la noche una vivienda en la que funciona una boca de venta de drogas se soluciona la delincuencia?”, son algunas de las frases que expresan los militantes de La reforma no es la forma.

En el mismo sentido se expresó el Consejo Directivo Central de la Udelar resolviendo “manifestar su rechazo al proyecto” debido a que “su aprobación implicaría graves consecuencias para la seguridad pública y los derechos humanos”. A la vez que agregó que la decisión se tomó con el fin de “redoblar los esfuerzos en la promoción del debate público”.

El grupo Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos emitió también un comunicado este martes, en relación a la reforma impulsada por el senador nacionalista Jorge Larrañaga, en el que manifestaron “los peligros de la campaña ‘Vivir sin miedo’ y la creación del partido militar que viene a imponer las mismas concepciones y a levantar las mismas banderas con que se dio el Golpe de Estado de 1973”.

No debemos olvidar que esta movilización se lleva adelante mientras Chile, a su vez, presenta el claro ejemplo de las consecuencias de una policía militarizada, con enfrentamientos que han llevado a la muerte de once civiles hasta el momento y a la brutal represión por parte de los militares.