La lista de Manini: torturadores, secuestradores y asesinos

0
17377
La Lista de Manini

El semanario Búsqueda publica esta semana las declaraciones del ministro de Defensa, José Bayardi, quien expresó que Manini Ríos “debería cuidarse un poco más de quienes lo acompañan”, particularmente por “los jóvenes ligados a su partido vinculados a sectores de la ultraderecha y, en algunos casos, nazifascistas” que están en La Lista de Manini.

El jerarca subrayó también que “debería cuidar un poco más su entorno más próximo”, refiriéndose a algunos militares retirados, acusados de haber violado derechos humanos durante la dictadura lo que genera dudas sobre las “convicciones democráticas” de quienes acompañan al candidato.

Específicamente, la información que circula en los medios refiere, entre otros, al coronel retirado Antonio Romanelli, asesor de seguridad de CA, quien fue acusado de “torturador” por decenas de expresos políticos por su actuación como custodia carcelaria en las barracas del Penal de Libertad entre 1978 y 1979.

Asimismo, Eduardo Radaelli, que integraba varias listas partidarias en lugares importantes, y fue sustituido a último momento por su hijo, fue condenado por el secuestro del químico chileno Eugenio Berríos en 1995 y cumple su condena en libertad condicional.

A su vez, Enrique Mangini, activo organizador de la candidatura de Manini Ríos, integró la Juventud Uruguaya de Pie (JUP) y fue implicado en el asesinato del estudiante Nelson Santiago Rodríguez Muela, en 1972, según investigaciones periodísticas.

Estos casos se suman a las diversas apariciones de militantes de Cabildo Abierto vinculados a grupos fascistas y nazis.

“Son todas denuncias que surgen de periodistas contra Fulano o Mengano, pero de ahí a que sean verdad… Nosotros no nos guiamos por lo que diga tal o cual medio”, aseguró Manini cuando se lo consultó por el tema.

Además, en relación a la comprobada acusación contra Radaelli, dijo que “cumplió lo que tenía que cumplir y ya pagó con la justicia, es uno de los tantos colaboradores que hay y va a continuar aunque a algunos no les guste”.

Las dudas sobre el accionar ajustado a derecho de los integrantes de Cabildo Abierto de “La Lista de Manini” están fuertemente fundadas en estas denuncias, y el peligro de habilitar a estas personas a ocupar lugares de decisión en nuestro sistema político son demasiado altos como para pagarlos con nuestra democracia.

Estamos hablando de torturadores, secuestradores y asesinos, que podrían ocupar las bancas de diputados y senadores. No es lo que queremos para el gobierno de nuestro país.

Además, en relación a la comprobada acusación contra Radaelli, dijo que “cumplió lo que tenía que cumplir y ya pagó con la justicia, es uno de los tantos colaboradores que hay y va a continuar aunque a algunos no les guste”.

Las dudas sobre el accionar ajustado a derecho de los integrantes de Cabildo Abierto de “La Lista de Manini” están fuertemente fundadas en estas denuncias, y el peligro de habilitar a estas personas a ocupar lugares de decisión en nuestro sistema político son demasiado altos como para pagarlos con nuestra democracia.

Estamos hablando de torturadores, secuestradores y asesinos, que podrían ocupar las bancas de diputados y senadores. No es lo que queremos para el gobierno de nuestro país.